domingo, 15 de junio de 2014

Muñeca poseída en Singapur.





En la Web Canal del Misterio, me encuentro con una noticia que me llamó mucho la atención, porque me recordó enseguida a la famosa muñeca de los Warren.

Singapur es un país pequeño, una isla asiática en donde se habla el inglés, Tamil,  el mandarín y el malayo,  y en las fotos la muñeca tiene una tela sobre los ojos en árabe. Lo cual podría ser también que haya población musulmana, pero no es su lengua oficial.

La fuente de Canal del Misterio es mundoesotricoparanormal.com. Pero esta Web no indica cual ha sido su fuente.
Una de las cosas que mosquean, es que no cita las fechas en las que se produjeron los acontecimientos que citan, lo que hace difícil encontrar información, ni cita la identidad de quien subió las fotos en Internet.


Gracias a San Google, he buscado en lengua malaya alguna información, y en el blog Trending Malasia  informan de una muñeca que fue encontrada junto a un árbol con el nombre de Dios escrito en una tela,  según dice el Blog, los propietarios de estas muñecas dicen que se mueven solas por la casa.
Su propietario le tapó los ojos para que no encontrara el camino de vuelta a la casa.
Sin embargo esta aparición de la muñeca fue en Singapur y no en Malasia.



En otra Web,  hablan de que la muñeca cambia sus facciones; sonríe o está triste.
 En esta Web  se apunta que se trata de un experimento social para estudiar la reacción de la gente

.




En esta otra Web, podemos acceder a otra información también interesante, parece ser que las muñecas son de una niña musulmana de 10 años,  que a través de su cuenta en twitter dice tener varias muñecas que se mueven solas.

Según esta Web, esta historia comienza en Twitter,  incluso mencionan la cuenta de la persona que sería el origen de todo, pero esa cuenta estaría eliminada.


De modo que el origen de todo este lío, estaría en una muchacha de 10 años, que dice que sus muñecas están embrujadas, pero ha sido imposible saber más. Aunque posiblemente todo empieza a partir de esta conversación en la Red del pajarito.




No hay comentarios:

Publicar un comentario