miércoles, 25 de octubre de 2017

Di la razón y no digas el autor



El refranero suele aconsejar siempre no hablar más de la cuenta, no dando más información que la necesaria y si se trata de algo que comprometa a terceros, que ellos queden cubiertos.
Este dicho es similar al que dice aquello de:
Se cuenta el pecado pero no el pecador.
De ese modo aquel del que hablas se entera de tu indiscreción, que sea una indiscreción que cree complicidad y no enemistad ni daños mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario