miércoles, 25 de octubre de 2017

Más vale din que Don

La Sabiduría popular tiende al pragmatismo y al conservadurismo, aconseja no fiarse de esperanzas e ir a lo seguro, porque más vale blanca de paja que maravedí de lana,  que es como decir que  más vale  pájaro en mano que dos volando.
Nos enseña la Sabiduría popular a desconfiar de las promesas, porque más vale un toma que dos te daré, no vaya a ser que la promesa se olvide y ya sabemos que lo que va delante, va delante.



El refrán que toca hoy, más que refrán es un dicho, porque el refrán suele ser rimado y el dicho no precisa de rima.
Está en esa misma linea del dame pan y dime tonto, que por  el interés te quiero, Andrés.

Así las cosas, éste dicho advierte de que el dinero es mejor que la posición social, que más vale ser un tipo vulgar con dinero que una persona relevante y con cargos y honores y sin dinero en el banco.

Bueno, el uso del Don, si no estoy equivocado, era el tratamiento de todos aquellos que eran Bachilleres, algo que en siglos pasados no era muy común, hoy día entonces casi todo el mundo es merecedor de ese tratamiento si seguimos esa norma, aunque el Don se ha convertido en un tratamiento de cortesía universal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario