domingo, 26 de noviembre de 2017

Quien adelante no mira atrás se halla.



Una frase muy adecuada a éstos tiempos en los que tanto se habla de "señas identitarias" y de referencias a pasados medievales.
Viene bien a éste dicho recordar aquella fabula de los dos conejos que discutían acerca de si los perros que les perseguían eran galgos o podencos.
Y es que el planeta sigue rodando y el tiempo va pasando y no espera a nadie. O vas hacia adelante o te detienes en cuyo caso retrocedes y es que quien duerme no pesca peces,  que detenerse es como dormir y el dormir y guardar la era no hay manera.
Por lo que atáscate ahora que hay lodo y como el camarón dormido se te llevará la corriente.
Porque mientras el tímido se lo piensa, el valiente va, coge y vuelve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario