miércoles, 6 de diciembre de 2017

El origen de Papá Noel.

De un tiempo a ésta parte se puede escuchar la pregunta:
-¿Tu eres más de Reyes Magos o de Papá Noel?
Quien ésto escribe sigue siendo partidario de los tradicionales Reyes Magos,  porque después de todo los niños tienen todo un año para disfrutar de sus juguetes.

Pero el tiempo todo lo va cambiando y las gentes toman caminos distintos a los que tomaron las generaciones anteriores, la Europa conservadora ha dado paso a un continente que necesita para desarrollarse deprisa un desapego de las tradiciones y una mentalidad que abrace lo nuevo con fervor; todo en constante revisión y la perversión de lo tradicional es el camino a los nuevos paradigmas que el capitalismo contemporáneo reclama.
La evolución de las tradiciones ya no es lenta y espontanea sino rápida y organizada.

Llegado a éste punto es cuando nos preguntamos ¿Cómo es que un Santo cristiano acaba convertido en el icono del hedonismo más hortera? Supongo que porque son el reflejo de la evolución de la sociedad, de los valores o el carácter de la sociedad, que va cambiando y cuestionandolo todo, considerando que la antitradición aporta una actitud más progresista y más liberadora.





Pues vayamos a respondernos a esa pregunta; todo empezó en el siglo IV, cuando un Obispo de la ciudad de Mira falleció un 6 de Diciembre de una fecha que no está muy clara y que puede ser el año 345 o el 350.
Perseguido y encarcelado por Diocleciano y más tarde liberado por Constantino.
Muy venerado por el cristianismo ruso y griego.

Fue un personaje bondadoso, ayudaba a los demás procurando que su ayuda no fuera descubierta.
Dentro de las narraciones que se atribuyen a sus obras, hay una en la que una persona adinerada perdió sus fortuna y decidió usar a sus hijas para obtener dinero,  Nicolás, enterado, tiró por la ventana una bolsa con dinero, lo que permitió a ese hombre casar a sus hijas con una buena dote; hay otra versiones de la leyenda, todas relacionadas con la necesidad de dotar de dote a tres jóvenes para evitar ser prostituidas.

Ya tenemos con ésto los elementos que caracterizan a nuestro actual Papa Noel. Un misterioso personaje que trae un regalo y lo introduce en las casas.






Cuando se produce la reforma religiosa en Europa occidental, San Nicolás comienza a transformarse en un personaje alejado de la religión, sobre todo porque en el cristianismo reformado la veneración a los santos no es considerada correcta.

Aparece en Holanda el Sinterklaas, un personaje vestido de Obispo con ropaje de color rojo, que trae regalos a los niños y es un personaje que crea una tradición que se extiende a partir de 1700 por el continente;  en algunos países europeos, Sinterklaas es ocasiones es acompañado por un ángel o un demonio o bien por ambos.
 Krampus introduce en su cesta a los
niños más desobedientes y de peor
 comportamiento. 
En Austria, Sinterklaas.
Va acompañado de un personaje demoníaco llamado Krampus,   que castigaría a los niños malos llevándoselos al inframundo en una cesta de mimbre; incorporando así  un personaje propio de la mitología alpina.



La emigración europea que llega a  América del Norte, sobre todo la holandesa, será la que acabe convirtiendo a Sinterklass en Santa Claus.

(Por cierto que la leyenda acerca de que el Papa Noel original era verde y Coca Cola lo transformó en rojo no es cierta, el personaje de Papa Noel conserva el color del traje del personaje holandés y centro europeo de Sinterklaas).

De este modo la figura del Santo Nicolás de Mira o también de Bari, fue el personaje sobre sobre el que se construyó el actual Papá Noel,  ya sin referencias a la Navidad cristiana para una sociedad que ya tampoco muestra mucho interés por el aspecto más espiritual de unas fechas que en su día tuvieron un sentido religioso y que  actualmente celebra algo cada vez más difuso; el mercado, supongo.











No hay comentarios:

Publicar un comentario