jueves, 15 de febrero de 2018

WhatsApp y la niña ciega

Está circulando por WhatsApp ésta foto de una niña.


La leyenda que acompaña a la foto, dice que cada vez que se hace circular, le dan a la niña diez céntimos para que puedan operarla, ya que es ciega.

En principio, siempre que recibamos una foto de éste tipo, diciendo que vas a ayudar económicamente a alguien, solo por compartir una foto, ya sabes que es un bulo; ninguna red social dona dinero a nadie y si lo hiciera no sería a partir de la divulgación de imágenes.
Aprovecharse de la buena voluntad de las gentes para provocar efectos virales, que en unos casos tienen intención económica y en otros, simplemente porque puede ser divertido poner en Internet una imagen con la intención de que se haga viral y dé la vuelta al mundo  circulando durante mucho tiempo.

No es difícil saber si una imagen está tomada de cualquier sitio, Google aporta la herramienta de ver en qué otros lugares se ha compartido la misma foto, es cuestión de tomarse unos minutos y seguirle la pista.

La niña de ésta imagen no es ciega y  ninguna Red Social le da ningún dinero, pero sí tiene muchas fotos en Internet,  podemos verla en una plataforma que sube fotos a Instagram desde el escritorio del ordenador, Deskgram, accederéis a ella clincando en éste enlace.
También tiene una cuenta de Facebook,

 ¿Quién es la niña?
El nombre de la niña parece ser el de Mahdis Mohammadi, es iraní y escribiendo éste nombre en Google aparecerán muchas fotos de la pequeña iraní. .
Al buscar el rastro de la foto para hacer una entrada en el blog como un bulo más, descubro que la niña es un fenóimeno mundial con muchos fans en redes sociales y Youtube.



¿El origen de la foto con la que se confeccionó el bulo? Facebook o cualquiera de las cuentas en redes sociales en las que aparece:

A pesar de que ya llevo un tiempo siguiendo los bulos como un pasatiempo, sigue sorprendiéndome la credibilidad de las personas, quizá porque a pesar de todo, el ser humano es o bien más morboso de lo que uno se puede imaginar o bien, más bondadoso de lo que uno pueda también imaginar y la bondad, muchas veces nos lleva a ser ingenuos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario