martes, 26 de junio de 2018

Deep Fake, el que faltaba en la fiesta

En los tiempos analógicos la fotografía tenía más credibilidad y con razón,  si alguien aparecía en un lugar, se consideraba que ese alguien estaba realmente allí; aunque los montajes fotográficos siempre han existido, la fotografía tenía esa cualidad, se consideraba que reflejaba la realidad, al menos teóricamente.

Con la tecnología digital y los programas de edición que cualquiera puede tener en su ordenador, la credibilidad de una fotografía debe de ponerse en duda inevitablemente; lo que en el pasado analógico, la credibilidad de la imagen era en principio irrefutable aunque luego pudiera ponerse bajo sospecha, en la actualidad digital es al revés.
Pero si ya estamos aprendiendo a dudar de una imagen, seguimos dándole ese rango de credibilidad a los vídeos y es aquí cuando la tecnología comienza a socavar esa credibilidad.
¿Pero qué ocurre cuando  en un vídeo,  se puede sustituir el rostro de alguien  por el de otra persona sin que se note?
Ya estamos viendo anuncios en la televisión en los que se usa esa tecnología para que el figurante se parezca a algún personaje famoso; ya hace tiempo que se puede poner la voz de alguien a cualquier imagen con un realismo estupendo pero ahora podremos verle y escucharle, aunque él jamás haya participado en un vídeo;  un actor podrá participar en una película sin apenas haber participado en ella, solo permitiendo que su rostro aparezca en la pantalla.
Los bulos por otro lado, serán más creíbles y el resultado final es difícil de prever, pero si las gentes no aprenden por su cuenta a diferenciar entre lo real y lo fingido, entonces...





ss
dd video montaje 
video deep fakeç

La aplicación que permite poner un rostro de alguien en la imagen de otra persona está al alcance de todo el mundo y el primer uso fue poner caras de famosos en vídeos porno y el primer personaje utilizado fue Obama, he estado buscando por ahí el vídeo pero no lo he encontrado.
El proceso es lento pero lleva desde el año 2017 es decir, apenas nada, seguro que se desarrolla rápido y podremos divertirnos aunque también tiene una utilidad de riesgo en manos de gentes con pocos escrúpulos.

Que se perfeccionará es seguro, porque ya se pueden sincronizar labios hablando al unísono con una voz y ésto ya es desde hace bastante tiempo.

De momento para poder hacerlo hacen falta muchas imágenes pequeñas del rostro que se quiera utilizar, la tecnología codificará el rostro que hemos decodificado en fragmentos para unirlos adecuadamente, es un lío de explicar, pero el caso es que se obtiene una imagen de alguien con la expresión de quien es usado para ser reemplazado.

La fotografía ha dejado de ser una prueba valida para reflejar la realidad, teníamos el vídeo por ser más difícil de manipular, pero va a ir dejando de ser así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario